Este verano lánzate a probar STEM y robótica educativa con Frank-1

En una sociedad donde la tecnología se ha vuelto vital para el buen funcionamiento de nuestro día a día, términos como STEM (science, technology, engineering and mathematics), o CTIM en español, están cada vez más extendidos y llegan a oídos de padres y educadores que, curiosos, se preguntan en qué consiste exactamente este tipo de educación y qué conocimientos adquieren los niños y adolescentes al ponerla en práctica.

La educación STEM se basa en el desarrollo de competencias científicas, tecnológicas, matemáticas y de ingeniería, e integra estas cuatro disciplinas en un paradigma basado en soluciones reales enfocadas en la asimilación de conceptos considerados fundamentales para las sociedades tecnológicamente avanzadas.

Siendo conscientes de la importancia del STEM, gobiernos como el de EE.UU han puesto en marcha medidas para facilitar la difusión y adopción de prácticas educativas STEM efectivas en todo el país con el propósito de aumentar el logro estudiantil.

Entre las diferentes opciones para experimentar con el STEM se encuentra la robótica educativa, un medio de aprendizaje que ayuda a desarrollar habilidades como el pensamiento computacional, la resolución de problemas y la agilidad mental. La robótica educativa no solo es un recurso didáctico que se puede usar en colegios e institutos, sino que también es ideal para practicar en casa y estimular actitudes científicas y tecnológicas de forma lúdico-educativa.

Una buena época para iniciarse en la robótica educativa es en verano, ya que disponemos de mayor tiempo para pasar en familia y esto nos permite la realización de actividades interactivas y divertidas juntos.

Existe una gran variedad de robots educativos a los que podemos optar. En Infortisa os recomendamos el kit de robótica educativa Frank-1, una propuesta de la marca española iggual®, que ha diseñado la solución perfecta para disfrutar aprendiendo STEM. Este robot está pensado para ser utilizado por jóvenes y adultos a partir de 14 años que estén interesados en programación, mecánica y electrónica. Ofrece múltiples posibilidades tanto para los usuarios primerizos como para los más avanzados, ya que se puede reprogramar y tiene una gran capacidad de ampliación. Además, es compatible con Scratch, un lenguaje de programación que permite crear animaciones, juegos y aplicaciones de forma sencilla, estimulando así la creatividad, el trabajo colaborativo y el desarrollo de ideas. Frank-1 viene programado y listo para su funcionamiento con su app. Está basado en la plataforma Open Source Arduino Mega y posee un grandísimo abanico de sensores y actuadores totalmente configurables.

robótica educativa_ stem

iggual FRANK-1 KIT ROBOT educa para Arduino 30pcs, disponible en Infortisa

¿Conocías ya la educación STEM? Si no es así, ¿consideras ponerla en práctica estas vacaciones? Cuéntanoslo en los comentarios.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.